El Certamen Literario cumple medio siglo de vida
Entre versos, estrofas y flamenco: así cumplía 50 años el Certamen Literario "Ciudad de Alhama"


Mesa presidencial

Este año la entrega de premios del Certamen Literario “Ciudad de Alhama”, que cada año organiza la biblioteca municipal “Inocente García Carrillo”, se engalanó de flores y música para celebrar su 50 aniversario. Medio siglo de vida de versos y estrofas, cuyo camino fue recorrido brevemente por el Concejal de Cultura, Ángel Muñoz “ Hablar del Certamen implica hablar de la biblioteca Municipal, creada en 1956 siendo alcalde D. Jerónimo Castillo y bibliotecario Manuel Melguizo. En el año 1661, el Concejal de Educación, Emilio Fernández, tuvo la iniciativa de crear el Certamen Literario con el propósito de que Alhama, asentada en un lugar privilegiado, tuviera un reconocimiento actual a través de la poesía. De esta manera surge el Certamen Literario de la Ciudad de Alhama.

Descargar poema del primer premio: "Los días perdidos"
Descargar poema del segundo premio: "Pensa y miento"



En los primeros certámenes las poesías estaban dedicadas a Alhama, pero en el año 1968 quedó desierto ya que hubo poca participación, por lo que se decidió crear el Premio en Prosa. Poco a poco fue aumentando los participantes, así como la dotación económica hasta los años 80, en el que la mayoría de los participantes no eran andaluces, sino de otras comunidades autónomas, por los que se decidió dar un giro a las bases dirigiéndose, exclusivamente, a Andalucía y creando el Tema Alhameño o Local en 1988. De alguna manera también se intenta implicar a la juventud alhameña creándose en 1991 el Premio Local Juevenil, dedicado a menores de 18 años nacidos o residentes en Alhama”.

Para finalizar, Muñoz, tuvo unas palabras de agradecimiento al jurado, personas de Alhama, consideradas en cada momento relacionadas con la vida cultural, catedráticos, periodistas, abogados, profesores… los cuales con una gran voluntad han pasado horas y horas del mes de agosto en la biblioteca leyendo trabajos y deliberando los premios.


Miembros del jurado

Al discurso del concejal, le siguió la lectura del acta por parte de la bibliotecaria, Mari Paz García, la entrega de premios a mano del alcalde, José Fernando Molina y del Concejal de Cultura y, por último, la lectura de los poemas ganadores.


Entrega del primer premio de poesía a Juan Molina Guerra

]
Juan Manuel Sánchez Peregrina leyendo su poema

El cierre de esta gala tan especial corría a cargo del grupo de flamenco de Priego de Córdoba “Kalandrake” quién culminó una noche especial y emotiva por la conmemoración de esos 50 años desde que viera la luz por primera este distinguido y decano Certamen.


Grupo "Kalandrake"




POEMAS GANADORES:
Primer premio “Los días Pérdidos”
Qué gozo éste tan extraño
De ver ondear al viento tu vestido
Como vuelan las aves que han partido
Al amparo del sol del nuevo año.

Como lampista sin urgencias laño
Las grietas por donde escapa el olvido
Y tiendo la colada entretenido
Viendo entre sedas aumentar mi daño.

¡cómo anhelo el tiempo de la sonrisa,
El rastro juvenil de tu lisura,
la estela de tu amor en mi universo!

Ayúdame a encontrar la luz precisa,
A desbrozar de sombras tu cintura
y a deshojar la rosa de tu verso.

2

Ayúdame a encontrar el Norte esquivo
En esta desazón de andar sin cuento
Como espora apresada por el viento
Que consume las horas cual cautivo.

¡Ah, si pudiera levantar altivo
El augusto laurel de un triunfo incruento
En la guerra que libra el pensamiento
Por desbrozar las sombras en que vivo.

Construye con tus besos una balsa
Segura para escapar de la falsa
Complacencia.
Líbrame de este trago
De la angustiosa carga de los días
Y sé tú siempre, amor, firme armadía
En esta sin razón en que naufrago.

3

¿a qué puede aspirar un hombre herido
Por la saeta amarga de la pena,
Que ve pasar los días en la arena
Del reloj de la vida sin sentido?

Acaso como pájaro aterido
Que trata de cantar y apenas suena
Su trino, amordazado en la cadena
Del invierno, del desolado nido,

Anhelo el tiempo, la hora en que se abra
La estancia donde habita la palabra
Donde se oculta la morfema inasible.

Que deshoje la rosa de tu arcano,
De tu amor, ay, distante y tan cercano, la esencia de tu universo imposible.

4

Teje la araña liviana trama
Cual levanta la abeja su celdilla,
Y culmina callada la semilla
Su singladura en savia hasta la rama.

Cantando sin descanso, amor reclama
En celo el ruiseñor, desde la orilla
De abril encendido, donde amarilla
Fulge, de luz, la flor de la retama.

Y liba el abejorro entre la rosa,
Y todo en derredor es movimiento…
Todo se mueve, mientras yo destierro

El pulso de la vida deleitosa,
Dejando quedo que se lleve el viento
El tiempo sin provecho hacia su entierro.

5

En el ámbito oscuro de las horas
Me afano, y persigo tenaz la clave
De tu misterio ignorado, la llave
Que descubra la estancia donde moras.

Estudio tus perfiles con paciencia
De orfebre concienzudo y aplicado;
Orate soy, cual viento desolado,
Errante en el arcano de tu ciencia.

Tu esencia oculta desvelar ansío,
Romper tu corazón, llegar al centro
De tu entraña, sentir, ay, los latidos
De tu magma.
No seas como el navío
Que zarpa y ya no vuelve, mar adentro,
Como no vuelven los días perdidos.


Segundo premio: "Pensa y miento"

Me preguntas en qué pienso.
Pienso en el vacío que siento,
en el ruido que me impide oír caer la lluvia.

Pienso en el trasiego de la vida,
en la tranquilidad de la muerte.
Pienso en el fluir del río,
en el frescor del rocío mañanero.

Pienso en la frialdad del sol,
y en la calidez de la luna.

Pienso en lo larga y deprimente que es la vida,
aunque no quiero dejar pasar ni un instante.

Pienso que aunque el cementerio está lleno de valientes
los cobardes también terminan muriendo.
Pienso en el sexo,
en cuerpos desnudos de bellísimas musas,
en deseosos labios de prohibidas ninfas,
en lascivas miradas de inexistentes hadas.

Pienso en el pensamiento incesante,
en el olor inodoro,
en la diminuta grandeza
y en la falsa modestia.

Pienso que todo es pasajero,
que el amor eterno no existe
sino que se torna en cariño y compañía.

Pienso que de nada sirve esforzarse,
pero que hay que hacerlo alguna vez.

Pienso en la diversión que me produce el aburrimiento,
en la tranquilidad que me transmiten los días de tormenta.

Pienso que se puede ver en la oscuridad
y en que la luz puede cegar.

Pienso afirmaciones que acabo por negar,
al igual que río y lo que me apetece es llorar.

Pienso en la ira, en el odio,
en las guerras, en las injusticias
y en la indiferencia que me suscitan.

Pienso en el tiempo que corre veloz,
pienso en el campo, en el cielo, en el polvoriento camino,
en el mar, en el fuego…
Pero sobre todo pienso en ti.
Y tú me vuelves a preguntar "¿en qué piensas?"
Y yo te respondo: "En nada"


Enviado por Administrador el 22 08 2011 - 13:02:32modo impresión
Políticas de uso
Todas las marcas están registradas © a sus respectivos propietarios, y todo el contenido está soportado bajo el portal de contenidos © e107.
e107 es © e107.org 2002-2005 y ha sido distribuído bajo Licencia GNU GPL.