Festival de la Canción de Alhama de Granada
Historia del Festival hasta 1992
Administrador, 21 01 2007 - 22:40:40

Historia del festival hasta 1992

La historia del Festival de la Canción de Alhama, desde su creación hasta nuestros días, está llena de lo que, en lenguaje musical, podríamos calificar como «crescendos» y «disminuendos».

Desde que se celebró la primera edición, el 10 de Septiembre de 1966, ha vivenciado varias etapas claramente definidas y muy marcadas por la personalidad de su creador y presidente de las diez primeras ediciones, Andrés García Maldonado (en la foto de la derecha), y de los distintos comités organizadores, así como por la situación sociopolítica de nuestra comunidad autónoma en los primeros años de gestión democrática. Estos sucesivos cambios han hecho que, cuando se está a punto de celebrar su XXVII edición, no haya encontrado aún una identidad propia y que en más de una ocasión se haya planteado su continuidad.

Avatares del festival

Sin embargo, y a pesar de estas fluctuaciones del Festival Regional de la Canción de Alhama de Granada, el festival más veterano de cuantos se celebran en Andalucía de estas características, no ha faltado ni una sola vez a su cita anual y los alhameños se revelarían -como ya lo hicieron en otra ocasión- contra quien pretendiera suprimir o usurparle esta manifestación que ya forma parte del calendario festivo de Alhama y de sus habitantes.

El primer festival, que se calificaba como «de la Música y de la Canción», formaba parte del programa de la feria de Septiembre y su ámbito era comarcal. Se celebró en el Patio del Carmen y la dotación para los cuatro primeros premios para solistas instrumentales era de 3.700, pesetas de las cuales 1.300 eran para el primero, 1.000 para el segundo, 800 para el tercero y 600 para el cuarto.

La segunda edición fue ya interprovincial y así lo aclaraba el lema escogido «Alhama, puente entre Granada y Málaga» y su proyección fue tal que en la tercera pasó a regional, primero de Andalucía Oriental y dos años más tarde de toda Andalucía. Como curiosidad, en cuanto a los premios, decir que en la tercera edición aparece un premio especial consistente en que a las 5.000 pesetas del primer premio se le añadía la grabación de un disco por la casa Belter y a los dos premios comarcales se les otorgaban unos estupendos tocadiscos de Aranda-Radio. A toda esta época podemos calificarla de «crescendo» y no sólo por la ampliación geográfica sino también por la adquisición de experiencia y el aumento de la calidad, ostensible no sólo en el nivel de los concursantes sino también en la categoría de los presentadores y estatus social y político de los miembros del jurado.

En la edición sexta se produjo una novedad. Por primera vez se abandonaba el escenario del renacentista Patio del Carmen por los Balnearios. A partir de entonces el Paseo del Cisne y, el Patio del Carmen serían los dos únicos escenarios.

Tras la marcha de Andrés García, en las ediciones XI y XII. se vive de las rentas y se empieza a notar cierto declive. Desde su ampliación a nivel regional, será la única vez en que una alhameña, Sole Serrano, ganase la primera de estas ediciones y en la cual «intervenía el joven cantaor Paco Moyano».

Sin embargo, con la muerte de Franco, la llegada de la democracia y la lucha por la autonomía andaluza el Festival comienza a tener un claro matiz de protesta y de lucha por las libertades, como lo demostraran claramente las canciones de los solistas y grupos concursantes, así como la valía de los artistas invitados. Por estos años desfilaron por el escenario del Festival, Carlos Cano, Enrique Morente, Quilapayún, Hilario Camacho. Joaquín Sabina o Raúl Alcover. Hasta los carteles del humorista Martínmorales, (el de la derecha, de 1981) asiduo de los festivales alhameños, se impregnaron de esta tendencia.

En estas ediciones de finales de los 70 y principios de los 80 se contempla un nuevo premio a la mejor letra, que como ejemplo nos puede servir la ganadora de 1981, del grupo «Yakara» y titulada «Exodo», que trataba la injusticia de la emigración. En su estribillo cantaba: «¡Qué pena mi Andalucía!/ que tengamos que emigrar, y se olviden de nosotros/ sin tener tú libertad». El contenido de esta letra da una idea de la nueva orientación del Festival, que como explicaba Rafael Villegas en la «Hoja del Lunes» (17-8-81) pretende «buscar intérpretes noveles y canciones netamente andaluzas, abriendo los micrófonos a esta gente que por no estar en los circuitos comerciales, malviven con sus canciones en el mundo subterráneo de los barrios, pueblos y ciudades andaluzas. Sin duda alguna que este objetivo se cumple con creces y que cada nueva edición del Festival significa una mejoría en los distintos elementos que lo componen». El año anterior, el entonces presidente de la Junta de Andalucía, había rubricado con su presencia la categoría del festival alhameño.

Con esta tónica se llega hasta mediados de los años 80, en que la canción protesta y el fervor andalucista comienzan a decaer, y en que lo comercial prima sobre todo lo demás. Ahora el peso del Festival empieza a recaer en la fama y atractivo de los artistas invitados. El rock andaluz de Medina Azahara y Alameda, el boom de las sevillanas de Bordón 4, y la fama televisiva de Paco Ortega e Isabel Montero, Objetivo Birmania y Sergio Dalma. hacen que el céntrico Patio del Cisne se llene a rebosar quedándose pequeño ante la aglomeración de jóvenes procedentes de todos los puntos de Andalucía Oriental. En la edición número XX se hace una muestra de cantautores de nuestra tierra, que habían participado en anteriores ediciones y en la XXV se celebran las bodas de plata con dos novedades: la votación del público y el galardón «Trofeo Alhama-Andalucía». Pero la categoría de los concursantes deja mucho que desear y con la única excepción de Rumba Pop (ganadores del 1 Trofeo Alhama, con su «Barquita de plata»), el resto pasan con más pena que gloria. Adaptando una vigente campaña publicitaria podríamos decir «las improvisaciones se pagan cada vez más».

Una  nueva orientación

Y es que el Festival ha perdido su motivo primigenio de ser, que como en la mayoría de festivales de América y Europa de mediados de los cincuenta, eran considerados un medio eficaz, a veces el único, de promoción para participantes noveles. Si para los grupos que vienen a Alhama el primer premio supusiese la grabación del disco posiblemente el festival se convertiría en trampolín para intérpretes desconocidos.

Por ello, cabe preguntarse ¿qué queda del Festival Regional de la Canción? ¿Es éste la excusa para traer a Alhama una figura del mundo de la canción que relegue todo lo demás, concursantes incluidos, a un ultimísimo plano? ¿Qué necesita el Festival, para en los tiempos que corren, encontrar su definitiva y única personalidad? ¿Priman sólo los intereses económicos en detrimento de la calidad?

Creo, y esta es mi opinión personal, que ha llegado la hora de la disyunción: renovarse o morir. Por supuesto que como la inmensa mayoría de los alhameños, prefiero lo primero.

La clave está en la propia definición de la palabra festival como «concierto o serie de manifestaciones artísticas que tienen carácter excepcional por su periodicidad, por el lugar donde se celebra el mismo o la calidad de los participantes o la naturaleza de las obras que forman el programa». Lo primero lo tenemos, periodicidad anual y atractivos artísticos y naturales de sobra.

Sin embargo, habría que cuidar no sólo la categoría del artista invitado. sino también la del cartel anunciador, la del programa del acto, invitar personalidades del mundo de la cultura, del deporte o del espectáculo, y claro está, mejorar el nivel de los participantes, exigiéndoles un mínimo de calidad, para lo cual no se puede improvisar su selección en varias semanas, sino que hay que prepararlas de una edición a otra. De esta manera podríamos celebrar, por lo menos -y yo que lo vea-, sus bodas de oro.

Antonio Arenas
, publicado en el anuario de Alhama Comarcal de 1992

 



Este contenido es de WEB oficial y sede electrónica del Ayuntamiento de Alhama de Granada
( http://www.alhama.org/portal107/e107_plugins/content/content.php?content.29 )